300707

El libro de los Sith. Reseña

Si hay una saga cinematográfica que con cada noticia relacionada con ella, copa todas las portadas, esta es Star Wars. Hace algo más de un mes, Disney estrenó en los cines de todo el mundo el último cartucho de su arsenal galáctico con el Episodio VII: El Despertar de la Fuerza. La película arrasó en taquilla, y lo que es mejor, devolvió a muchos seguidores su fe en la franquicia gracias a la nueva trama ideada por J. J. Abrams y su grupo de guionistas. No todos se han quedado igual de satisfechos, como era de esperar, pero la vuelta de personajes clásicos y conocidos sumados al nuevo elenco de futuros héroes y villanos, vaticina que la saga aún no está tan muerta como muchos esperaban.

El libro de los SithPero de entre todos los personajes que se pasean por sus fotogramas, hay uno que a lo largo de estas casi cuatro décadas ha envejecido sin miedo al qué dirán. Como habréis adivinado, hablamos de Darth Vader, el villano más villano de todos los tiempos y protagonista de los sueños eróticos de los seguidores más frikis de la saga. Su pasado y su futuro ya nos fue contado a través de seis películas —aunque muchos fans nieguen la existencia de las tres primeras—, y fuimos testigos de su evolución hacia el Lado Oscuro, convirtiéndose en un ser despiadado que disfrutaba ahogando a sus opositores mientras les alzaba un par de palmos del suelo con el poder de la Fuerza. Algo así como el matón del colegio, pero a niveles estelares.

Formaba parte de un grupo de caballeros oscuros y legendarios denominados Sith, unos personajes salvajes, iracundos y malos, muy malos, que siempre han sido los preferidos de casi todos los seguidores de la saga. Ya sea por su imponente aspecto o por lo interesante de su puesta en escena, la realidad es que los villanos son los que atesoran mayores elogios por parte del público. Lo curioso a lo largo de toda la saga es que aunque todos sabemos qué son los Jedis y casi todo lo relacionado con ellos, los datos que rodean a la figura de los Sith nos es completamente desconocida. Simplemente están ahí, como los Ewoks. Es por eso que hoy os traigo la reseña de una obra un tanto diferente: El libro de los Sith.

Esto no es una novela, y eso es lo primero que tenéis que tener en cuenta si os atrevéis con esta lectura. Tampoco es que esté orientada en exclusiva a los seguidores más acérrimos de la saga, pero es de recibo afirmar que como mínimo has de «ser uno con la fuerza» si quieres asimilar todo lo que te ofrece esta guía. De hecho, la obra no tiene siquiera una sinopsis como tal. Es por eso que servidor se ha disfrazado de caballero Jedi y, como Yoda, os acogeré como mis pequeños Padawans y os explicaré en qué consiste el libro y qué tiene de interesante como para que os adentréis en sus páginas.

Lo primero que hay que hacer es situarse en la saga moderna, es decir, en el final del Episodio III. Aquí el Emperador Palpatine ha derrocado a los Jedis, arrasado con su orden y convencido a Anakin Skywalker para que este se pase al Lado Oscuro, para renacer con el nombre Sith de Darth Vader. De momento, todo muy fácil. Al hacerse con el poder e implantar su anhelado Imperio Galáctico, accede a los secretos guardados bajo llave por los Maestros Jedi recién exterminados y descubre infinidad de documentos prohibidos relacionados con el Lado Oscuro de la Fuerza. Estos, unidos a los que él mismo heredó al acabar con su maestro Darth Plagueis, conforman una serie de manuscritos que más tarde utilizaría para poder lograr su objetivo primordial: convertirse en el mayor Lord Sith que haya visto nunca el universo.

Darth Plagueis...¿No os recuerda a alguien del Episodio VII?

Darth Plagueis…¿No os recuerda a alguien del Episodio VII?

Por tanto, lo que tenemos en nuestras manos no es otra cosa que un compendio de escritos de diferentes fuentes. Lo gracioso de todo esto es que, si avanzamos en el tiempo en forma de cronología de la saga y nos situamos en el final del Episodio VI, nos encontramos con un Darth Sidius derrotado a manos de Luke Skywalker y un Darth Vader en brazos de su hijo, redimido, moribundo y a punto de tomar el camino que, antes que él, recorrieron su maestro Obi Wan Kenobi y Yoda. Con la muerte del primero, el Imperio Galactico cae sobre sus propias cenizas, y Luke, que recoge el testigo de su padre como nuevo Jedi, comienza un viaje en pos del conocimiento de los entresijos de la Fuerza. Es por eso que, al igual que Palpatine cuando derroca al Consejo en Coruscant, halla este manuscrito y se propone a estudiarlo, sin obviar que la oposición a esta también le ayudarán a ser un mejor Maestro en el futuro.

Y aquí es donde empieza todo. Se supone que lo que tienes entre tus manos es la guía definitiva para convertirte en un Sith de los de verdad, de los que hacen cosas chungas que te cagas y luego no tienen ni pizca de arrepentimiento por ello. Tanto si tu objetivo es convertirte en un Caballero del lado luminoso, como del lado oscuro, la información que contiene dicho libro es primordial para entender al máximo el funcionamiento de la fuerza. Pero como puedes adivinar, decantarte por la franja tenebrosa te reportará más conocimientos mediante este manuscrito, que si decides seguir el camino de la luz.

Es por eso que cuando comienzas a leer el primero de los capítulos, descubres que los márgenes están garabateados con notas de diferentes personajes conocidos de la saga y que hacen alusión a lo que se comenta en dichas páginas. A veces es el propio Darth Sidius el que comenta un pasaje dedicado a su maestro, en ocasiones es el Maestro Yoda para contradecir las palabras del Lord Oscuro, y otras es el propio Luke, que completa la información con las cosas que ha averiguado ahora que el Imperio ha desaparecido. Nos encontraremos con otros ilustres como Mace Windu, el Jedi Quinlan Vos o la mercenaria y Hermana de la noche Asajj Ventress, que por una razón u otra, se hicieron con la guía completa o parte de la misma y añadieron sus pensamientos al contenido de los legajos originales.

Un aspecto que llama mucho la atención es su cuidada maquetación. Dentro, las páginas no guardan un aspecto uniforme sino que, como buen compendio, cada capítulo viene recortado simulando las páginas de la fuente original. Unas tienen esquinas puntiagudas, otras formas redondeadas y algunas más aparecen con dibujos, fotos y hasta esquemas y planos de batallas sucedidas miles de años atrás. Sin duda, este aspecto es uno de los más impactantes de la obra, ya que el tratamiento de dichas informaciones hace que te sientas más inmerso en el mundo creado por el admirado y odiado a partes iguales George “abandonolasagaporunacantidadobscenadedineroperonopuedoapartarmedeellaniconaguacalienteyporesoestoyentodomiderechodecriticarla” Lucas.

El primero y segundo capítulo es una breve introducción por la cual Palpatine explica cómo se ha hecho con todos los papeles y cual es la razón para unirlos todos en un mismo manuscrito. De esta manera, el lector se sitúa cronológicamente en la historia y le es más fácil entender qué es lo que va a encontrarse a continuación.

Tras el inicio, da paso al extracto del diario de Sorzus Syn. ¿Quién es este personaje y cual es su importancia? Para no destripar mucho las sorpresas que contiene esta parte, decir que fue una antigua Jedi desterrada de la Orden por ser la primera en abrazar el Lado Oscuro de la Fuerza, o más bien desobedecer las líneas a seguir por el Consejo de antaño. Es interesantísimo porque aquí aparecerán las informaciones relativas al origen de los Sith primigenios, que, sin duda, dejarán boquiabiertos a aquellos que pensaban que en el Trivial de Star Wars eran los putos amos del quesito amarillo. «Por extraños senderos la historia galáctica te lleva», que diría nuestro querido maestro verde.

Darth Bane

Darth Bane

Cuando acabamos de conocer la historia de la protagonista, la narración cambia a una especie de cuaderno de campo de un tal Darth Malgus. Quizá es la parte que menos me ha gustado de todas, pero es indispensable su lectura ya que aquí encontraremos un ejercito de Sith que han aprendido de sus errores y batallan por su supremacía contra el Lado Luminoso.

La siguiente fase está dedicada a la famosa Regla de dos, esa que en algún tramo de la saga pronuncia el Maestro Yoda —concretamente cuando aparece por primera vez Darth Maul— y que viene a decir que detrás de un Lord Oscuro siempre hay un aprendiz. Pero las razones de esta norma vienen de muy atrás, gracias a un personaje llamado Darth Bane y su acierto al comprender que la naturaleza de su poder llegaría más lejos si la gente pensara en ellos como una leyenda, como algo que cuentan los ancianos pero en realidad nunca ha llegado a existir. Trabajando entre las sombras, tras las columnatas de los palacios o en los bajos fondos de las grandes ciudades, es donde el Lado Oscuro consiguió prolongarse en el tiempo de manera organizada.

Llegados a este punto, la base de la filosofía Sith y sus entresijos ya le son mas que familiares al lector, y es cuando empieza a hacer conjeturas acerca de muchas de las cosas que se suceden a lo largo de los seis episodios. Además, gracias a las anotaciones de los demás personajes comienzan a surgir dudas sobre la naturaleza de unos y de otros y de la manera de actuar en diversos pasajes de la historia original. Las ansias de poder, el anhelo de un futuro gobernado por el Lado Oscuro, el control de la vida y de la muerte, el sometimiento del prójimo… Todo esto conforman una manera diferente de ver la vida en el seno de la Fuerza. Pero aún queda mucho por descubrir.

El siguiente capítulo está dedicado a las Hermanas de la noche, habitantes del planeta Dathomir y que tienen una forma muy peculiar de caminar por el sendero oscuro de la Fuerza. Son sensibles a ella, pero la utilizan de un modo muy alejado al de los Sith. Además, creen que el origen de esta recae en ciertos espíritus que habitan su tierra, algo de lo que Darth Sidius se mofa durante toda la narración. Es posible que sea la parte menos interesante en cuanto al Lado Oscuro se refiere, pero la manera tan extraña en la que actúa esta raza y, sobre todo, la importancia que tienen en el conglomerado del universo Star Wars, hacen que este apartado sea especialmente útil.

Y pasamos al penúltimo capítulo y más interesante —al menos para mí— de todos los que conforman esta rareza. Si conocéis bien la saga, recordaréis que Darth Sidius le dice a Anakin durante una conversación privada que su maestro, Darth Plagues, era conocedor de una técnica para burlar a la muerte; de hecho, prosigue, estaba tan obsesionado con dicha técnica, que olvidó protegerse de su propio aprendiz y este acabó con él, arrebatándole dicho conocimiento. Aquí disfrutaremos de las anotaciones de un Plagues entregado por completo al estudio de los midiclorianos, de las capacidades de la Fuerza para cohabitar las células de cada ser vivo y de cómo manipular estos niveles para así lograr el fin último de sus experimentos: crear vida. Durante esta fase narrativa, descubriremos la posible respuesta a una de las incógnitas mejor guardadas de toda la saga, si no la más importante de todas. Y no, no tiene nada que ver con si Han Solo disparó primero o fue Greedo el que apretó el gatillo en la cantina de Mos Eisley.

Maestro y aprendiz

Maestro y aprendiz

Llegados a este punto, solo queda el capítulo final, escrito de puño y letra por El Emperador durante el tiempo en el que dominó la Galaxia con mano de hierro. Aquí cuenta sus anhelos, sus sueños más sinceros y el futuro que le depara al universo desde el cómodo asiento de su trono. Los hilos que manejarán el poder han sido debidamente colocados y, en la seguridad de su propia autocomplacencia, narrará cuales son sus planes para sus siguientes mil años de mandato. Algo que, como bien sabemos, no será posible.

Aquí no hay personajes evolucionados, tramas perfectamente hilvanadas o giros de rosca que den la vuelta al estómago del lector con enrevesados pasajes. Esto es una guía para comprender mejor el universo Star Wars que, sin estar orientada en exclusiva al fanático de la saga, aporta explicaciones a ciertas lagunas argumentales que salpican la historia durante toda la travesía de sus protagonistas. A esto debemos sumarle que existen otras tres guías dedicadas a tres especialidades diferentes relacionadas con el argumento. Pocas razones me quedan para recomendaros este atrevido compendio que hará las delicias tanto de los antiguos seguidores como de los nuevos.

 

J.A. Campos (Toluuuu)

J.A. CamposEl libro de los Sith. Reseña

Leave a Comment